LA HISTORIA DE UN VOTO, SEIS AÑOS DESPUÉS
   Incumplimiento de las Promesas de Campaña
Anexo 1
 
Con "M" de México

(En proceso de actualización)
 

   Página Principal Regresar Anexo 2 Inseguridad  10 Compromisos de Fox Mapa del Sitio

 





Autor:
Ing. Manuel Aguirre Botello
Febrero, 2005

 

 

Eres el visitante:
 
desde Febrero de 2005

 

Tu opinión es importante
Manda un mensaje


o haz contacto con:
Ing. M. Aguirre

 

 

  EL GOBIERNO DE FOX,    SEIS AÑOS DESPUÉS, PROMESAS
   CRECIMIENTO
   EMPLEO
   TENENCIA
   INSEGURIDAD
   Regresar
   Anexo 2 Inseguridad
   10 Compromisos de Fox
   Página Principal
   Mapa del Sitio
   Primera Parte 1940-1970
   Segunda Parte 1971-2000
   Tercera Parte, Lo que Pudo Ser
   BUSCADOR DE TEMAS

 

 

 

SUGERENCIA

Si entras a esta   página después de hacer  una búsqueda en Google o similar, utiliza Ctrl-F para localizar aquí el tema que buscas sin la necesidad de leer el todo el texto. Te ahorrará tiempo y la molestia de saber que el "buscador" pudo haberte conducido erróneamente a este sitio.
Si aún así no encuentras lo que buscas utiliza el:

Buscador de Temas

 

 

    

 
  • Incumplimiento de las promesas de campaña.-
    Como ya indiqué, Fox hizo una gran cantidad de promesas en sus discursos de campaña que quedaron grabadas en las mentes de los mexicanos y mexicanas (como el diría) y ninguna de ellas ha sido olvidada hasta la fecha. Veamos al menos 4 de ellas:

Crecimiento del PIB al 7% anual.
Ver el texto original de su campaña electoral

(Actualización de Enero de 2007)

Esta promesa imagino que no fue debidamente analizada por sus asesores. México ni en sus mejores épocas de los años sesenta, logró crecer a ese ritmo promedio anualizado en un sexenio. En el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz, entre 1965 y 1970 el promedio anual de crecimiento fue del 6.8 % . Resulta extraño que ya en el mismo año 2000 en que la economía norteamericana comenzaba a declinar y sabiendo que a raíz del TLC la economía de México dependía mucho de ello, se haya prometido un crecimiento tan alto. Veamos en la tabla siguiente el comportamiento de esta variable macro económica entre el año 2000 y el año 2006, tanto de México como de otros países:
Si quiere ir directo a las Conclusiones oprima aquí

Analizando la tabla anterior nos refleja lo siguiente:
El crecimiento promedio de la economía de México en los últimos
6 años ha sido de solamente 2.28%, la tercera parte de lo prometido, pero también se aprecia que salvo China, ninguna de las economías analizadas creció a niveles de 7%. Es decir que se trató de una promesa prácticamente imposible de cumplir en una etapa de desaceleración de las economías de todos los países industrializados.
En el año 2000, que fue el último del boom de la economía norteamericana México logró crecer el 6.6%.
Resulta interesante ver que los principales socios comerciales de México, Estados Unidos y Canadá, han crecido a un ritmo del 2.5% anual y que Chile otro de sus socios ha crecido al
4.5%. Se aprecia que Argentina y Venezuela, tras las crisis que vivieron, crecieron alrededor del 3% en el período, y Brasil a pesar de la crisis que vivió se recuperó e incluso superó ligeramente a México, con 2.41%. Se aprecia que economías con graves problemas como Perú y Colombia superaron ampliamente a México en el período, con crecimientos arriba del 4%. Junto con Chile son los más altos de Latinoamerica en el sexenio 2001-2006.
Las economías que obtuvieron mayor crecimiento después de China, fueron la India y Corea del Sur.

Conclusiones:
En conclusión fue una promesa excesiva, incorrectamente evaluada e imposible de cumplir, pero los resultados obtenidos
en el sexenio fueron verdaderamente pobres y altamente decepcionantes. México debió haber crecido al mismo ritmo que Chile, Colombia y Perú en niveles de 3.5 a 4.5 % por lo menos.
regresar


Generación de 1,300,000 empleos por año.
Ver el texto original de su campaña electoral

Esta cifra resulta exageradamente alta aún bajo la premisa de un crecimiento del 7% anual, pues se estimaba entonces que por cada punto porcentual de crecimiento se podrían generar del orden de 100,000  empleos por año. Lo anterior significaría que bajo dicha suposición, la generación de empleos habría sido alrededor de 700,000  por año. Por lo tanto otra vez se muestra falta de congruencia o exagerado optimismo al prometerla.
Si quiere ir directo a las Conclusiones oprima aquí

Sin embargo lo que aún resulta más sorprendente es que de acuerdo con la evolución de las cifras de  crecimiento de la Población Económicamente Activa (PEA), que determinan de manera regular el INEGI y la CONAPO, ¡no se demandan 1,300,000 empleos anuales!
Por definición en este país, la población económicamente activa corresponde a la población de 12 años y más, que trabaja o vierte su esfuerzo productivo a la sociedad o bien que se vio precisada a buscar trabajo en el período que se mide. Por tal motivo el incremento anual de la PEA refleja de cierta manera el número de nuevos empleos que se requieren para cubrir las plazas de los recién llegados al mercado laboral. Para lograr este objetivo el INEGI realiza de manera mensual la Encuesta Nacional de Empleo Urbano (ENEU) y trimestralmente la Encuesta Nacional de Empleo (ENE) y son las que sirven de base para la tabla siguiente.

Analizando la tabla anterior podemos observar que la diferencia de la PEA de un año con respecto al año anterior refleja la demanda de empleo que se generó en el período en cuestión y que entre 2001 y 2004 dichas cifras son menores a 900,000 empleos en todos los casos. Más adelante expresaré la razón que posiblemente impulsó al entonces candidato Fox a prometer 1,300.000 empleos anuales.

En la misma tabla se muestra la TDA o Tasa de Desempleo Abierto que obtiene INEGI de su encuesta mensual y que por lo general es muy criticada, considerando que no se apega a la realidad. Se aprecia allí que la TDA más alta ha sido en el año de 1995 con 6.20% y la de 1996 con 5.50%, durante la crisis de transición de gobiernos Salinas-Zedillo, supuestamente provocada por el famoso Error de Diciembre de 1994.

Antes de continuar quiero mostrar otra tabla que se refiere al número de trabajadores asegurados por el IMSS que de cierta forma refleja la cifra real de empleos formales que existen en México, es decir los que cumplen con todas, o casi todas, las prestaciones de ley.

Al observar las 2 columnas de crecimiento de plazas de trabajo aseguradas entre 2001 y 2004 se observa que en la primera que analiza el crecimiento de un año al siguiente ha sido hasta 2004 cuando se han generado finalmente 318,634 plazas de trabajo formal en el país, pero que calculando el incremento con respecto al año 2000, el resultado neto al final de 2004 es aún negativo por 36,842 plazas faltantes para recuperar las que se perdieron en 2001, el peor año de la desaceleración económica mundial. Esto resulta interesante pues refleja que con crecimiento del PIB arriba del 4% en 2004, solamente se generaron 318,000 empleos formales, mucho menos de los 100,000 por punto porcentual de crecimiento, que usualmente se estiman.

En resumen, entre 2001 y 2004 no ha habido crecimiento del empleo formal, la cifra de asegurados a fines de 2000 es casi idéntica a la del año 2004, y además los empleos formales generados por punto porcentual de crecimiento del PIB son del orden de 80,0000 en vez de 100,000.
¿Y entonces que está pasando?  ¿Si no se han generado empleos formales como es que la TDA (Tasa de Desempleo Abierto) es tan solo de 3.78%?
La respuesta no es tan difícil de contestar, cada año varios cientos de miles de personas salen del país rumbo a los Estados Unidos en la búsqueda de una oportunidad de trabajo, otro tanto más se incorpora de lleno a la economía informal, mientras que un grupo cada vez más numeroso, principalmente profesionistas, trabajan por honorarios. La diferencia restante corresponde al incremento  de desempleo abierto que se ha dado entre fin de 2000 y fin de 2004, al subir la tasa de 2.20% hasta 3.78%.
Esto se comprueba con los datos que aporta Arturo Rivera en un reportaje en primera plana del diario Reforma del 25 de enero  del presente 2005, que considera que los 3,278,973 de empleos demandados entre 2001 y 2004 según reporta CONAPO se cubrieron de la siguiente manera:

Empleos formales   0
Inmigrantes a USA      1,200,000
Empleos no estructurados       1,379,000
Incremento Desempleo abierto  700,000
Suma       3,279,000

¿Cual debe de ser la conclusión?
Vislumbro varias conclusiones, la primera quizá sea que se le ha apostado mucho al crecimiento de la industria manufacturera de exportación y que por allí el crecimiento de empleos formales ha sido mínimo. La gran competencia internacional obliga a estas empresas de primer orden a mejorar su productividad como única alternativa de sobrevivir, esto se traduce cada día en una mayor automatización de los procesos industriales y por si eso no bastara, la substitución de los empleos administrativos por veloces e inteligentes computadoras. Salvo la industria maquiladora que parece salir del gran bache, no se vislumbra el crecimiento de empleos en la industria manufacturera.
La segunda conclusión y más importante desde mi personal punto de vista, quizá sea el poco impulso dado a la economía interna, de manera específica en el sector Servicios, que es el que genera mayor número de plazas de trabajo. Es evidente que la coyuntura del Turismo habría sido la solución del problema de empleos, pero para ello los gobiernos federales y estatales debieron haber iniciado una cruzada nacional para mejorar la seguridad de los ciudadanos y de los turistas. Como esa no es tarea fácil nunca se llevó a cabo y se desperdiciaron dos importantes situaciones: La debilidad del dólar que debió canalizar más turismo norteamericano a México en vez de Europa y la fortaleza del Euro que hizo más atractivo a los europeos viajar a México que dentro de la misma Europa. El turismo ha crecido, es evidente, pero imaginemos lo que pudo haberse logrado, tan solo con mejorar la seguridad al turista y brindarle servicios económicos, limpios y atractivos. Espero más adelante poder hablar algo más sobre este tema.
Por último hay quién cree que la Industria de la Construcción se puede impulsar a voluntad del gobierno en turno, pero este es un grave error. La industria de la Construcción crece por razón natural, cuando un país está en proceso de intenso y sano desarrollo y no al revés. En una situación de estancamiento económico como la actual y con un gobierno al que no le alcanza el dinero por encontrarse endeudado ¿Como puede crecer la construcción de obras públicas?
El crecimiento artificial de la construcción en base al endeudamiento es engañoso y se paga muy caro (literalmente) cuando dichas obras públicas no son capaces de retornar la inversión efectuada más los intereses generados para el pago de la deuda contraida . Ya hemos tenido dos sexenios de acelerado crecimiento, con altas inversiones en obras publicas que fueron financiadas con endeudamiento externo e interno y que se tradujeron al final en muy altos índices inflacionarios, sobrevaluación del peso y sus correspondientes crisis económicas de fin de sexenio. Estas fueron la de 1976, Luis Echeverría y 1982 López Portillo y el precio de estas crisis aún lo estamos pagando lo mexicanos.
Por eso considero que así no es sano crear empleos en la Industria de la Construcción, pero por el contrario el impulso a la construcción de vivienda para venta, que ha sido la tónica del gobierno actual, ha sido muy acertada, más no suficiente para reactivar la generación de los millones de empleos que se requieren.

regresar


Eliminación del impuesto por Tenencia de Automoviles.
Ver el texto original de su campaña electoral

Recuerdo bien el momento en que escuché a través del televisor la buena nueva de que Vicente Fox (entonces candidato) terminaría para siempre con el impuesto anual de la Tenencia de Automóviles y que además el ISAN (Impuesto sobre automóviles nuevos) sería reducido, mas no podía recordar  la fecha en que lo se dio tan importante noticia.
Si quiere ir directo a las Conclusiones oprima aquí

Buscando en la red, la referencia que encontré en el sitio personal de Vicente Fox, corresponde al 27 de enero de 2000, pero se dice que durante su campaña en Monterrey, el 31 de marzo del mismo año, hizo la misma promesa de que eliminaría dicho impuesto y reduciría el ISAN.

Esto desde luego, no ha sucedido, pero creo que año tras año todos los contribuyentes lo recordamos con amargura. Su promesa tuvo tal impacto en todos los ciudadanos propietarios de automóviles, que en verdad difícilmente lo podemos olvidar. Y es que dicho pago se tiene que hacer en los primeros meses del año, los más difíciles, y el importe es de bastante consideración.

Desconozco si es legal dicho impuesto, pero se comenta que su creación fue de carácter temporal antes de 1968, para poder cubrir los gastos de la XIX Olimpíada que se celebró en México.

Para muchos que ya hemos vivido muchos años, no nos extraña que aún perdure,  pues todavía recordamos que la cuota de la primera autopista de paga en México, que fue la de Cuernavaca y se construyó en tiempos de Miguel Alemán, iba a ser de tipo temporal, nada más mientras se recuperaba la inversión, según decían entonces. Hoy dicha carretera tiene más de 50 años y aún continúa cobrando cuota y además excesivamente alta.

Se dice que el gobierno tiene una recaudación fiscal muy baja, pero la verdad es que los mexicanos aparte de pagar impuestos fiscales como el IVA e ISR,  pagamos por tenencia de automóvil, y nos vemos en la necesidad de pagar además cuotas excesivamente altas por transitar en las autopistas y lo que es peor, por el consumo de gasolina mala, mal medida (litros de 900 ml.) y con precios ajustados siempre por arriba de la inflación y que para colmo son más altos que los que rigen en los países que son nuestros socios comerciales. Vayamos viendo este asunto para formarnos un criterio más amplio y empecemos por la gasolina;

Siempre tuve la percepción de que los precios de la gasolina no solamente se ajustaban a la alza en tiempos de crisis, sino que subían muy por encima de la inflación. La tabla que sigue compara, en base a los datos que poseo hasta ahora, los precios de la gasolina de buena calidad (super-mexolina y su sucesora magna-sin) desde un buen número de años atrás. Desde luego que no tantos como yo habría querido, pues mis recuerdos se transportaban a los años 50 y a los precios que por entonces regían. Pero veamos la tabla y después haremos los comentarios.


La columna de la extrema derecha representa la diferencia en porciento entre el precio de la gasolina de México con respecto a la gasolina de USA. Los valores negativos indican que en esos años la gasolina mexicana resultó más cara que la de USA y de 1980 a la fecha, como se aprecia, representan la mayoría de los años y en ocasiones con diferenciales hasta del 38%.
No siempre fue así y decía que mis recuerdos que se transportan a finales de los años 50, me traían con frecuencia una anécdota que se grabó en mi mente. Recordaba que después de varias  semanas de trabajo en unas obras que hacíamos en Acapulco, mis socios de entonces  me enviaban dinero a través de giro telegráfico (no había dinero en minutos)  pero como no llegaba y tenía prisa por regresar a México, mis últimos $20.00 los utilicé para llenar el tanque de mi pequeñísimo Fiat 600 (más chico y barato que un Vocho) que no cargaba más de .35 litros en su tanque y que además eran suficientes para recorrer los 400 Km. que entonces había entre ambas ciudades. Literalmente hablando ese día decidí "venirme por la libre" sin avisarles nada a mis socios y además porque no me quedaba dinero  para pagar las casetas de cobro de Iguala y de Cuernavaca. Espero no equivocarme pero la gasolina era regalada y recuerdo que a razón de 55 centavos por litro, con mis últimos $20.00 llené el tanque y regresé a México.
En la parte superior de la tabla aparecen dos datos que son reales y se refieren a los años de 1948 y 1949 y allí se aprecia que a pesar de la devaluación de 1949 y el alza en el precio de la gasolina, ésta continuó siendo mas barata en México que en USA.
Los datos de 1959 que son los que corresponden a mi anécdota, en lo que se refiere a México no he podido confirmar el precio, pero si así fuera la gasolina era  ¡86% más barata en México que en USA!.
¿Y a que viene todo esto  de la gasolina si el tema  es sobre  las tenencias? Bueno, yo pienso que tiene que ver y mucho, pues resulta evidente en la tabla anterior, que los mexicanos pagamos un sobreprecio por el combustible y que por lo mismo no deja de ser un impuesto adicional. Por otra parte y a pesar de lo dicho  se nos cobra todavía otro impuesto, la tenencia, por el simple hecho de poseer un vehículo y a pesar de que ya pagaste dos impuestos al momento de adquirir el vehículo, el ISAN y el IVA..
Por si fuera poco el precio de la gasolina causa IVA al 15% y como consumidores finales tenemos que absorberlo y pagarlo incluyendo al sobreprecio,  
Mi gran pregunta sería ¿porqué si México es productor y además suelen decirnos que PEMEX es de los mexicanos, tenemos que pagar la gasolina más cara que en USA?
La siguiente tabla nos muestra el comparativo del costo del combustible en varios países latinoamericanos y podemos ver que Venezuela también gigante productor de la región, tiene precios verdaderamente bajos. ¡Cinco centavos de dólar por el litro de gasolina!
Sin embargo esto sería un poco más de lo que según mi anécdota, me costó en 1959 cada litro que puse a mi pequeño Fiat, pues entonces nos costaba 4.4 centavos de dólar.


Para terminar con el tema  del precio super inflado de la gasolina que consumimos, baste con ver la siguiente, muy pequeña pero eficaz tabla, que nos permite ver con certeza la realidad en que vivimos.
Además es una demostración y comprobación de mi percepción personal, respecto a que los combustibles han sido la tabla de salvación de las finanzas gubernamentales,..
He incluido los datos de dos viejos comprobantes de gastos de fecha julio de 1986, uno de ellos es por el pago de una de las casetas de cobro de la autopista México-Queretaro, el   otro es un comprobante de pago de gasolina Nova. En la tabla que sigue procedí a actualizar los datos y vean lo que encontré:

Observando la tabla anterior encontramos que el precio que pagamos los consumidores mexicanos, no solamente es más alto que el que rige a nivel de nuestros socios comerciales del TLCAN, sino que se encuentra  42% por arriba de la Inflación.
Para entender correctamente el significado de lo anterior es necesario que cada uno de ustedes realice el mismo ejercicio de actualización, pero de sus ingresos personales en el mismo período. ¿Cuantos serán los afortunados que han logrado remontar la Inflación? Dudo que haya muchos de esos casos, sobre todo sabiendo que los incrementos de salarios mínimos y profesionales apenas llegan al 2166% , mientras que la Inflación del período 1986-2005  fue de .5113%, casi el doble de lo que crecieron los salarios.
¿Pero habrá alguien que haya logrado remontar sus ingresos 42% arriba de la Inflación?   Allí si, verdaderamente lo dudo..

Bien amigos, pues ese es el mundo real que hoy vivimos, tenemos que pagar  precios excesivos de la gasolina y por tal motivo cada vez nos resulta más y más difícil llenar el tanque.
¿Porqué sucedió esto? valdría la pena que leyeran y analizaran en estas mismas páginas "Lo que pudo Ser, 60 Años de la Economía Mexicana".  Pagamos  precios, por servicios que proporciona el gobierno, ajustados por arriba de la Inflación, para equilibrar sus finanzas, mismas que fueron seriamente golpeadas durante las crisis sexenales de los gobiernos populistas y esto formó parte de los planes de choque habilitados para lograr dicho objetivo.   Mientras tanto nuestros ingresos personales se quedaron muy por detrás del crecimiento inflacionario y ese es el costo que pagamos cada uno de los ciudadanos, para sanear los errores económicos de esos gobiernos que gastaron más de lo que tenían.
Es claro que esta situación no es achacable al gobierno de Fox, pero si a los gobiernos anteriores que produjeron esas crisis y que fueron la causa del serio empobrecimiento de este gran País.


Otro de los gastos relacionado con los automóviles y que se ha convertido prácticamente obligatorio, es el pago por peaje en las "autopistas" nacionales. Esta modalidad comenzó con la autopista de Cuernavaca en los años 50 y se formalizó en los años 60 con la creación del organismo descentralizado Caminos y Puentes Federales de Ingresos. Debo reconocer que los precios de entonces no eran elevados y resultaban bastante accesibles para la población. Por desgracia no tengo registros de las cuotas de aquellos primeros años, pero al menos veamos en la tabla anterior como es que al igual que la gasolina, las cuotas de las autopistas nacionales también han crecido muy por encima de la inflación.
En fin que muy a pesar de que las percepciones personales se quedaron muy rezagadas, el gobierno mexicano mantiene sus finanzas a flote inflando los precios y tarifas de los servicios que presta y en muchos de los casos superando  la inflación.
Si observan la tabla que sigue podrán apreciar que pagamos peajes más altos que los norteamericanos y los sudamericanos y que solamente España, medianamente se compara con las cuotas de peaje mexicanas. Pero claro, con la gran diferencia de que España cuenta con una red de carreteras libres de cuota en condiciones de tránsito excepcionalmente buenas, mientras que las carreteras libres mexicanas, por lo general están muy mal conservadas.
Por otra parte, no podíamos quedarnos sin el "orgullo" de tener la autopista de cuota más cara del Mundo, la de Toluca, tal como se aprecia en la tabla que sigue:

Muchos de ustedes, si es que llegan hasta aquí, me dirán que ya es tiempo de que hable de las tenencias y bien, trataré de dar mi opinión personal:
La vida útil de un vehículo para fines contables se considera que se deprecia a razón de un 10% anual, es decir tiene10 años de vida, pero todos sabemos que en la práctica los autos se deprecian muy rápidamente y que por el simple hecho de sacarlo de la agencia y rodarlo el vehículo ya vale 20% menos. Por eso considero que el pago de 10 años de tenencia fue de por sí excesivo. Pero hay algo más, no conformes con cobrar tenencia federal durante 10 años, resulta que después le confieren el derecho a los gobiernos estatales para seguir cobrando este impuesto aunque dentro de una tarifa más razonable.
La tabla que sigue muestra los pagos realizados desde su adquisición de un automóvil marca Ford Mustang modelo 1979 y es muy ilustrativa pues nos permite evaluar en el largo plazo el costo de este impopular impuesto. Veámosla a continuación  

Hablando de planes de choque, es interesante observar en la tabla anterior que en el año 1983, la tenencia en términos reales (actualizada) se duplicó en vez de reducirse de acuerdo al envejecimiento del auto. 1983 absorbió la crisis de fin de sexenio de José López Portillo, cuando descubrimos que no "éramos ricos" ni tampoco teníamos que acostumbrarnos a "administrar la abundancia", la verdad por el contrario era que las arcas del gobierno habían quedado totalmente vacías y que era un buen momento para incrementar precios y tarifas, entre ellos tenencias y gasolina.
Sin embargo la parte interesante de esta tabla es saber de que orden es el pago de impuesto por tenencia que causa un vehículo a lo largo de su vida y aquí nos encontramos con un total de prácticamente $20,000 pagados durante un período de 26 años y que equivalen al 7% del valor actualizado del auto. En 1979 no existían el ISAN, ni el IVA, pero este vehículo pagó un impuesto especial a una tasa del 15% y visto de esta manera la tenencia representa la mitad del impuesto causado en 1979.

Ante todas estas circunstancias es evidente que casi todos los ciudadanos nos sentimos defraudados al darnos cuenta de que la promesa de campaña de Vicente Fox, relacionada con desaparecer la tenencia, fue definitivamente olvidada. Que lástima pues si hubiese eliminado este impuesto, el impacto social habría sido tan grande o mayor que el que obtuvo el Gobierno del D.F. con su pensión universal para sus "viejecitos".

Pero no necesariamente la eliminación de la tenencia tenía que ser general, bien pudo Fox, y por el contrario de la medida populista del GDF, haber exentado del impuesto solamente a los autos "Hechos en México".
Hoy me resulta especialmente repugnante ver la cantidad de ciudadanos mexicanos que compran autos de marcas extravagantes tan solo por sentirse diferentes. Es notorio y siempre lo he afirmado que los mexicanos somos dados a auto destruirnos y en este caso especial cada carro importado que se vende en el mercado nacional, representa mano de obra mexicana (EMPLEOS) que dejamos de utilizar.
Cada auto hecho en México, con excelente calidad (hoy la mano de obra calificada mexicana es reconocida en el mundo entero) genera empleo tanto en las grandes plantas armadoras, como en toda la cadena de industrias satélites que suministran partes y servicios.
Quizá todavía sea tiempo, Sr. Presidente Fox, de estimular la industria nacional exentando el pago de tenencia y disminuyendo el ISAN de toda esa enorme variedad de vehículos hechos en México y por el contrario aumentando la tenencia de todos los vehículos importados, que nos llegan sin haber invertido un solo peso en la industria nacional.
No puedo olvidar el día que le escuchamos decir por la "tele" que la tenencia sería abolida, pero más me gustaría recordarlo con emoción por el día en que fue cumplida su promesa de campaña.

Conclusiones
Para concluir este tema solo resta concretar las razones expuestas:

  1. Los automóviles en México causan dos importantes impuestos en el momento de su venta: ISAN (Impuesto sobre automóviles nuevos) e IVA (Impuesto al valor agregado)

  2. Además se pagan importantes cantidades por el derecho a placas, licencia de conducir y verificación vehicular.

  3. La gasolina en México aumentó su precio con motivo de las crisis sexenales, llegando a niveles que superan de manera importante al crecimiento inflacionario. Por otra parte se vende a precios más elevados que los de nuestros socios comerciales del TLCAN.

  4. Las cuotas o peajes que se pagan por derecho a utilizar las autopistas concesionadas, son casi el doble de caras que las que se cobran en Norteamérica y los países sudamericanos. El Anillo Vial Transmetrolpolitano, del que forma parte el Arco Norte estará formado en su totalidad por autopistas de cuota, de tal manera que costará una fortuna transitar por ellos para librar el paso por la Ciudad de México. Ver la propuesta en estas mismas páginas

  5. El Presidente Fox podría mediante un decreto exentar del pago de impuesto por tenencia, a todos los automóviles fabricados totalmente en México.

    regresar


Regresar al texto de  Seis Años Después.

 

Tu opinión es importante
Manda un mensaje


o haz contacto con:
Ing. M. Aguirre

 
Regresar a
Economía

 
Regresar a MEXICO MAXICO

Ir a la Página Aguirre Botello

 

 

Derechos de Autor Reservados -
Última revisión: Miércoles, 20 Abril 2011.