www.mexicomaxico.org

ALGUNOS RECUERDOS DE CIUDAD UNIVERSITARIA.
Narrados por un politécnico egresado de la ESIME en 1956.

Con "M" de México
   Página Principal Regresar La Vida del Padre Lambert  El Coach Delmiro Bernal Mapa del Sitio
 



 MEXICO EN TUS SENTIDOS


Autor:
Ing. Manuel Aguirre Botello
Febrero 23, 2000

 

 

Eres el visitante:
 
desde Octubre de 2002

 

Tu opinión es importante
Manda un mensaje


o haz contacto con:
Ing. M. Aguirre

 

 



LA VIDA DEL PADRE LAMBERT EN MEXICO

El coach que transformó al equipo del Politécnico.

 

 

 

ALGUNOS RECUERDOS DE C U. EN 1951-1953.

 

La visión del estadio en construcción en 1951

 

La calcomanía de CU

 

Inauguración del estadio olímpico

 

Aquel juego Poli-UNAM de 1952

 

La Exposición Alemana de 1953

 

Epopeya y tragedia

 

El Padre Lambert y el cambio de actitud

 

La UNAM y el Poli al inicio del siglo XXI

 

El reto actual de las universidades públicas

 

Conclusión

 

Sitios Afines

 

LISTAS DE JUGADORES DE 1952

 

EL PADRE LAMBERT EN MEXICO

 

CRONOLOGIA DEL IPN

 

CRONOLOGIA DE LA UNAM

 

Ir a Página Principal

 

BUSCADOR DE TEMAS

 


EL COACH DELMIRO BERNAL Y SU LEGADO

Entrenador de Campeones.

 

Tu opinión es importante
Manda un mensaje


o haz contacto con:
Ing. M. Aguirre

 

 

SUGERENCIA

Si entras a esta página después de una búsqueda en Google o similar, utiliza Ctrl-F para localizar aquí el tema que buscas sin la necesidad de leer el todo el texto. Te ahorrará tiempo y la molestia de saber que el "buscador" pudo haberte conducido erróneamente a este sitio.

 

 

 

 
 

 

(Nota: Estos textos originalmente fueron enviados vía E-mail en el año 2000)

Bueno pues el día de hoy estoy escribiéndoles sobre mis recuerdos de la UNAM. Ya algún día les había escrito sobre la emoción que sentí cuando ví por primera vez aquellas majestuosas instalaciones de lo que iba a ser C.U. y a continuación se los transcribo nuevamente como introducción de estos textos:

"Aprendí a caminar por la Ciudad de México hace muchos años, cuando era segura y no había contaminación. Mi papá me daba dinero para comprar el abono del tranvía y podía moverme por toda la ciudad sin problema, al menos donde hubiera alguna ruta que me llevara.
Sin embargo aquella tarde yo quería saber que era la C.U. de la que tanto se hablaba, pero en verdad estaba muy lejos, lejísimos de ella. Me bajé del tranvía en la esquina de Baja California e Insurgentes, (Panadería La Espiga) que era el sitio donde daba vuelta la ruta que iba por Insurgentes y de allí caminé a buen paso, 16 Km. ida y vuelta en total. Gracias a esa ya lejana caminata de 1951, pude conocer las impresionantes obras en proceso de lo que serían el majestuoso Estadio Olímpico Universitario y los edificios de las escuelas de la Ciudad Universitaria.
Que maravilloso espectáculo el de aquel atardecer, nuestro México estaba construyendo un gran estadio olímpico, en el que a la distancia y a la luz de potentes reflectores
centenares de incansables trabajadores parecían moverse como hormigas en su afanosa tarea. Mas no era lo único, también se construían con vertiginosa rapidez los edificios de lo que sería la máxima Casa de Estudios de nuestro país; obras definitivamente muy avanzadas para su época. A los ojos de un joven y futuro estudiante de ingeniería, aquel espectáculo era la muestra del México pujante y decidido a progresar que me estaba tocando la suerte de vivir. 
Nunca me he arrepentido de aquella larga caminata, pues dejó imborrable huella en mi vida, era la muestra palpable de lo que los mexicanos éramos capaces de hacer desde aquel entonces. Me sentí orgulloso de ser mexicano.
"

Es cierto regresar a 1951, para la mayor parte de ustedes es imposible, pues no lo vivieron, otros no lo recuerdan y algunos como Héctor, mi cuñado, estoy seguro que lo recuerda todavía muy bien.
Era el ultimo año de gobierno del Presidente Miguel Alemán, no todo el mundo estaba de acuerdo con lo que se hacia entonces en nuestro país, (que milagro) se le juzgaba de haberse robado el dinero y de haber ayudado de manera indiscriminada a todos sus buenos amigos veracruzanos; pero en el fondo y a largo plazo, podríamos decir que fue Miguel Alemán quien inició realmente la modernización de nuestro país.
Hizo en verdad muchas obras, obras muy costosas que los actuales gobiernos ya no pueden hacer porque están endeudados hasta la máxima expresión. Sin embargo, entonces si se podía y se hicieron presas, plantas eléctricas, carreteras y edificios multifamiliares, como el que todavía existe en la Colonia de Valle y que lleva su nombre "Centro Urbano Miguel Alemán.
Pero, pienso yo, que su obra cumbre fue haber construido la Ciudad Universitaria, pues en verdad fue una obra gigantesca y orgullo entonces y ahora, de todos los mexicanos
Abrió las puertas a los artistas, a los arquitectos y a los ingenieros civiles mexicanos, para que pudieran verter allí toda su creatividad y sus conocimientos y el resultado fue en verdad genial.
¿Quién puede dudar hoy que la C.U. fue una obra maestra de la ingeniería mexicana, si aun hoy, 48 años después y a pesar de los destrozos de la huelga, (8 meses de huelga en el año 2000) luce en las tomas aéreas de los helicópteros en todo su esplendor?
¿Quién puede dudar de la originalidad de los edificios recubiertos con murales, como el de la Biblioteca Nacional, que es único en el mundo entero?

Así era la vida entonces, yo era un jovenzuelo de 17 años y estaba a punto de entrar a estudiar la escuela profesional, pero claro no en la UNAM. De allí solo salían buenos Ingenieros Civiles, pero en las demás ramas como la ingeniería Eléctrica, la Mecánica, la Electrónica y las Comunicaciones, los mejores Ingenieros eran los de mi escuela, la ESIME, la Escuela Superior de ingeniería Mecánica y Eléctrica, que estaba en el viejo edificio de Allende 38, en el centro de la ciudad.
También salían excelentes Ingenieros Petroleros de la ESIQIE y es una gran verdad que aquel grupo de jóvenes ingenieros egresados de las escuelas del Politécnico, fueron los que mantuvieron a flote la Industria Petrolera del país, apenas unos años antes nacionalizada y boicoteada por los grandes intereses internacionales y claro esos mismos jóvenes de entonces, le dieron ímpetu al crecimiento de la Comisión Federal de Electricidad y a la Dirección General de Telecomunicaciones de la SCOP.
Mientras tanto, la Arquitectura, la ingeniería Civil y la ingeniería Química eran áreas de la UNAM y claro las carreras tradicionales como la Medicina y el Derecho.
Había por lo mismo gran rivalidad entre las dos más grandes Instituciones Educativas del país, pero no cabe duda que además de ello, había una gran diferencia, la UNAM era ya todo un orgullo para nuestro país, era nada menos que la primera Universidad de Latinoamérica fundada en la época de la Colonia, al igual que la del Perú, y contrastaba bastante con el Politécnico que había nacido en la época del Gral. Lázaro Cárdenas en 1936.
Sin embargo la ESIME (mi escuela profesional) era una escuela muy antigua que se había integrado al Poli, pero con una gran tradición y prestigio anterior, que venía desde muchos años atrás, pues fue inicialmente una escuela de Artes y Oficios y por increíble que parezca, mediante investigaciones históricas recientes, se llego a determinar que en esa zona que ocupó la ESIME en Allende 38, nuestros ancestros, los mexicas, tenían allí una escuela para enseñanza y aprendizaje de distintos oficios.
Así entonces podríamos decir que los antecedentes de la ESIME, son aún más lejanos que los de la misma UNAM y además orgullosamente mexicanos.
Pero claro, en 1952 el Poli era la opción de educación superior de las clases medias pobres y la UNAM era de gente acomodada, así que nos veían como los boleritos intentando aprender una profesión y trataban de menospreciarnos, al menos en las áreas en que ellos se sentían superiores.

Por esos años 1950 o 1951, el gobierno de Alemán lanza una campaña de recaudación de fondos para la construcción de la C.U., pues como digo era una obra grandiosa y se requería de todo el apoyo económico de la comunidad universitaria. La campaña entre otras cosas incluía, la entrega a los donadores de una calcomanía cuadrada de unos 10 por 10 centímetros y que tenía el fondo azul y solamente las letras C.U. en amarillo. Para ellos, los universitarios, era un orgullo portar aquella calcomanía en alguno de los cristales del automóvil y para nosotros la verdad era un motivo de envidia, pues no teníamos C.P. y ¡mucho menos auto!
Así las cosas, el gran pique profesional y deportivo entre el Poli y la UNAM, desembocaba cada año y en el mes de noviembre, en el tradicional juego Clásico de Futbol Americano Poli-Universidad.
En el año de 1951, en plena construcción de C.U. los condenados Pumas nos metieron 43 puntos contra cero y decían ellos que era uno por cada piso del edificio de la Torre Latinoamericana que estaba recién construido por ingenieros civiles de la UNAM.
Los duelos de porras en el estadio de la Ciudad de los Deportes, ahora Estadio Azul, fueron realmente memorables y mientras ellos nos insultaban gritándonos "Grasa boleros", nosotros les gritábamos "Limosneros", por aquello de la colecta para recaudar fondos para la C.U.

Así era el México de entonces, cuando un juego de Futbol Americano, llevaba más espectadores que los juegos de Fútbol Soccer que se jugaban en un viejísimo parque de madera, que se llamaba Parque Asturias, en el que no cabían más de 5 o 10 mil aficionados y el Beisbol en otro parque, también de madera que se llamaba Parque Delta.

Apenas un año después de la larga caminata que relaté al inicio, en 1952, se inauguraría la C.U. y su extraordinario Estadio Olímpico con capacidad (decían) para 110,000 espectadores y con uno de los mejores juegos de Futbol Americano, Poli-Universidad que me ha tocado presenciar...
El estadio según se aclaró después, solo tenía capacidad para 75,000 espectadores sentados, pero en ese juego había espectadores hasta colgados de las torres del alumbrado y entraron, según se calcula, 90,000 aficionados y quedaron fuera más de 20,000 que aún con boleto pagado no pudieron entrar en ese día.

Pero de esto les platicare mañana...

Como antecedente de aquel juego Poli-UNAM de noviembre de 1952 y que sirvió para inaugurar de manera simbólica la construcción de la Ciudad Universitaria, anexo dos fotografías muy interesantes, que encontré entre mis papeles y que servirán para entender porqué aquel día que llegué caminando hasta el Campus de C.U. y vi el estadio en construcción y a lo lejos los magníficos edificios de escuelas, rectoría y biblioteca, me quede en verdad asombrado.
Aunque dice mi hija Maribel, que los jóvenes de hoy, prácticamente han perdido su capacidad de asombro, para mí casi 50 años después ambas fotos me siguen asombrando, ante la majestuosidad del diseño del Estadio.
Decían algunos por aquel entonces e incluso así le llamaban, que era el "estadio de la tortilla", pues si lo observan pueden imaginar que toma la forma de una tortilla que al endurecerse se dobla hacia arriba.
No creo que el arquitecto que lo diseñó haya pensado en la forma de la tortilla, que casi es nuestro símbolo nacional, pero independientemente de eso no cabe duda que como muchas de las cosas que están en C.U., es una obra de arte.
Como atinadamente acotó en su mensaje Héctor Galán, toda esa zona, denominada Pedregal de San Ángel, es una zona rocosa, formada por la lava que arrojó el volcán Xitle, hace algunos miles de años. Allí paralelamente a C.U., nació también la colonia residencial del Pedregal de San Ángel y en ella se construyeron varios cientos de mansiones de lujo.
La construcción en esa zona es muy difícil, pues tratándose de pura roca, es necesario dinamitar para poder romperla. El estadio si lo observan con detenimiento en la foto, tiene construida toda la parte inferior, la parte cubierta, por debajo del nivel normal de la roca, por lo cual toda esa parte debió dinamitarse en gran parte para darle la profundidad adecuada, aún sabiendo que los ingenieros ocuparon un área profunda que de forma natural existía en esa parte del terreno
Las graderías superiores, como dice Héctor también, tienen su orientación Oriente-Poniente, de tal manera que la parte poniente, que es la más grande y que cuenta con un copete denominado "El Palomar", es el lado de sombra. La gradería que ocupaban los aficionados del Poli, era la del lado oriente, que lógicamente recibía todo el sol por la tarde. Todo esto se aprecia también en la foto que sigue: 

 

Para ver la fotografía a su tamaño natural haz click aquí

Ustedes saben que Miguel Alemán terminaba su mandato el ultimo día del mes de noviembre, o sea el 30 de noviembre y es de suponerse que deseaba inaugurar aquellas obras, aunque fuera simbólicamente, porque en verdad las escuelas no estaban totalmente terminadas todavía.
Aunque el estadio si se terminó a tiempo y el día del juego lució resplandeciente, como se aprecia en la foto que se tomó ese día, también salió en el periódico la otra foto que sigue y que corresponde al 6 de octubre de 1952, en donde se aprecian muchas zonas todavía sin terminar

Para ver la fotografía a su tamaño natural haz click aquí

Una ceremonia significativa del 20 de noviembre de 1952, declaró inauguradas todas las obras de C.U. tal como pueden apreciar en la foto que sigue, pero el juego que realmente inauguró el estadio fue el sábado a las 15:30 horas del día 29 de noviembre de 1952.
 

Más fotos del Estadio Universitario:
Las cuatro fotografías que siguen se exhiben aquí por cortesía de Armando Carranco, que me hizo el favor de enviarlas para su publicación. Las dos de la parte superior corresponden al año de 1952, fecha de la inauguración, una de ellas es muy similar pero de mayor tamaño y resolución que la que se muestra más arriba. Las  que aparecen en la parte inferior son posteriores al año 1952, una de ellas nos muestra la fecha de 8 de octubre de 1955 y la siguiente parece ser de la misma fecha al mostrar el campus universitario totalmente terminado. Para ver las fotos a su tamaño natural basta hacer click en cada una de ellas. ¡Gracias Armando!


La Ciudad Universitaria como sede de la UNAM, en realidad inicio su primer periodo escolar hasta principios del año de 1954, siendo presidente Don Adolfo Ruiz Cortines. Todo el año de 1953 sirvió para terminar y amueblar  las Facultades y Oficinas.
La siguiente foto muestra la ceremonia oficial de inauguración de CU, que realizó el presidente Miguel Alemán Valdez, el 20 de noviembre de 1952.
 

Para ver la fotografía ampliada haz click aquí


Las imágenes que se muestran a continuación son dos verdaderas reliquias históricas; del lado izquierdo el boleto del juego Poli-Universidad del 29 de noviembre de 1952, con el que realmente se inauguró dicho estadio y del lado derecho el boleto del mismo juego de 1954, en el que como un homenaje aparece la imagen del Padre Lambert. Como sabemos el último juego que el Padre Lambert dirigió en México, fue el de 1952, de allí su gran significado.
En el boleto de 1952 aparece la imagen del legendario jugador puma, Carlos Espinosa de los Monteros, con lo cual se le rindió un merecido homenaje también. La parte más importante de de estos dos boletos, es su origen y por este medio quiero agradecer y al mismo tiempo reconocer el mérito de haber guardado celosamente estos valiosos recuerdos, al Grupo de Ex Jugadores de Ciencias Químicas-Veterinaria de la UNAM, que fueron quienes me los hicieron llegar. Ellos desean aparecer como grupo, haciendo honor a la labor de equipo, premisa fundamental que rige este glorioso deporte de las tacleadas. ¡Muchas gracias amigos! 
 

Dos boletos de acceso al estadio de CU, que son verdaderos tesoros históricos de la época de oro del deporte de las tacleadas en México; del lado izquierdo el de 1952, inauguración del estadio de CU, del lado derecho el boleto de 1954, que muestra la efigie del siempre bien recordado padre Lambert J. Dehner. Los boletos se muestran aquí por cortesía del Grupo de Ex Jugadores de Ciencias Químicas-Veterinaria de la UNAM, a quienes les agradecemos la amabilidad de su envío. El boleto de 1952, aunque pudo retocarse para completar las roturas, preferí mostrarlo tal cual luce en la actualidad. ¡Un gran recuerdo!
Ambos boletos tienen escritos a mano los resultados de los juegos, 20-19 ganó UNAM en 1952 y 33-19 ganó Poli en 1954. Por otra parte el logo de CU que aparece en la esquina superior izquierda del boleto de 1952 corresponde con la calcomanía de colecta de fondos para CU, a la que hago mención en el relato.



Fotografía que nos fue enviada por Agustín Ugalde y que muestra el día de los festejos con motivo del 50o. Aniversario del estadio de C.U., al momento de ser develada una placa conmemorativa en la que aparecen los nombres de todos los jugadores y coaches del Politécnico y la Universidad, que participaron en el memorable juego de 1952. Esta placa quedó colocada en el túnel de acceso al estadio que se encuentra del lado oriente de las tribunas. Aparecen en el orden acostumbrado, Lamberto Mora, Agustín Ugalde, el coach Delmiro Bernal (qepd), Gustavo Esquivel, y el Dr. Enrique Ricoy.



Esta es la imagen de la placa oficial que fue develada dentro del Estadio Olímpico Universitario el 29 de noviembre de 2002, con motivo del 50o. Aniversario de su inauguración. En esta placa aparecen los nombres de todos los jugadores, coaches y asistentes, que participaron en tan memorable e histórico juego en el año de 1952. Esta fotografía se exhibe gracias al empeño demostrado por el Grupo de Ex Jugadores de Ciencias Químicas-Veterinaria de la UNAM, pero fundamentalmente por el entusiasmo y gran labor que realizan el coach Agustin Ugalde, el Dr. José Aguado, el Arq. Hugo Rivera y el Ing. Villarreal. Para ellos todo mi agradecimiento.
Para ver esta imagen ampliada junto con la Lista de Jugadores oprima en Politécnico o bien en Universidad, para ver las respectivas páginas.


 
Respecto al juego de aquel día, tan memorable para la UNAM, nosotros los del Poli no lo veíamos así, pues lo único que nos interesaba era vengar la terrible afrenta de haber perdido el campeonato de 1951, como ya dije arriba, por un marcador tan vergonzoso como fue aquel "inolvidable" 43-0.
El Poli había sido el campeón de 1950 gracias a su entrenador el Padre Lambert J Dehner quien le había imbuido al equipo un espíritu de lucha y entrega muy especial. Aunque en 51 habían perdido, no había sido por falta de preparación, sino porque la estrategia del entrenador de la UNAM, el famoso y ya fallecido Tapatío Méndez, desconcertó a los Polis, pues Méndez utilizo en aquella ocasión, algo que hoy es usual en los juegos profesionales, una formación ofensiva totalmente abierta y que entonces se le llamó "desparramada". La defensiva de Poli totalmente desconcertada jamás la pudo descifrar.

Para 1952 había que ganar, pues además el Padre Lambert, debido a una enfermedad degenerativa, tenía que regresar a Estados Unidos y aquel era su ultimo juego con Poli. 
Sin embargo a pesar de que Poli ganaba en el ultimo cuarto del partido, en los últimos segundos sucedió lo inevitable, una carrera sorpresiva e increíble de Juanito Romero, también fallecido, se convirtió en tochdown y se pusieron 20 UNAM por 19 Poli. Todavía en los últimos segundos del partido el grandullón de Omar Fierro (si, el papá del artista de telenovelas de hoy) no pudo sujetar un larguísimo pase de anotación y allí finalizo aquel partido.
Una anécdota muy especial de ese juego, fue que el marcador electrónico del estadio tenía 2 relojes, el que daba la hora y el que marcaba, según suponíamos, el tiempo que faltaba para terminar el partido. Antes de que Juanito Romero anotara, el reloj del estadio ya marcaba que el juego había terminado y por lo mismo del lado de la tribuna politécnica era la locura, como ya había obscurecido la nueva iluminación del estadio lucia de maravilla y toda la tribuna nuestra encendió lo que llamábamos "antorchas" y que no eran mas que los periódicos que habíamos llevado para entretenernos y que significaba el júbilo por el triunfo de nuestro equipo.
Sin embargo el tiempo oficial del juego no coincidió con el del reloj del estadio y el arbitro principal dejó correr más tiempo, al anotar Juan Romero. ¡Oh desilusión! .. Todas las antorchas del lado Poli se apagaron y como por arte magia, las del lado Puma se encendieron en señal de triunfo.
Fue en verdad un gran espectáculo y un gran juego, uno de los mejores que yo he presenciado y digno ejemplo de entrega desinteresada de los jugadores para despedir con honor al Padre Lambert y también permitirles a los jugadores de la UNAM, que como dice su lema, "por su raza hablara el espíritu" y que ganaran aquel día en que simbólicamente se inauguró la C.U., en el mes de noviembre de 1952.

El tiempo siguió su marcha y vinieron después los comentarios del increíble resultado de un juego que parecía ser dominado y limpiamente ganado por el Politécnico. Se habló de la importancia de anotar los puntos extra (entonces solamente por patada y con valor de un punto), si el Poli hubiese anotado todos su puntos extra habría ganado 21-20. Sin embargo no fue así y el destino quiso darle el sabor de la gloria a los pupilos del Tapatío Méndez en tan trascendente fecha universitaria. Un empate habría sido lo justo, dado que el Poli despedía a su entrenador en jefe Lambert J. Dehner. 
 

Para ver la fotografía a su tamaño natural haz click aquí

La maquinita de jugar futbol americano que con tanto esmero había ensamblado el Padre Lambert, recorrió 415 yardas por tierra, encabezadas por 189 yardas de Cándido Trapero, 76 del Tigre Medina y 70 de Augusto Rojas. Por el lado de UNAM y a pesar de la carrera de Romero, ni el Tikao Mathey, 67 yardas, ni Yañez con 85 habían podido lucir mucho por tierra. Por el aire los Pumas habían ganado 116 yardas y el Poli solamente 83. Fue notorio el dominio politécnico.
Los quarterbacks que lucieron enormidades en aquella tarde fueron Carlos Barajas por el Poli y Gustavo Patiño por la UNAM.
 

LISTA DE JUGADORES DEL POLITECNICO, TEMPORADA 1952
 

LISTA DE JUGADORES DE LA UNAM, TEMPORADA 1952
 

El tiempo siguió su marcha y el Poli pudo vengar aquella afrenta del año 1951 en que perdió por 43-0, cuando en 1955 y en memorable juego le ganó a la UNAM por 39-0.
Pero no todo quedó allí en 1965 en un juego aún más emocionante que el de 1952, el Poli Guinda vengó la afrenta y le quitó el campeonato a la UNAM en los últimos 25 segundos de juego. En último down, yarda 18 del Poli, 17 yardas por avanzar, el tiempo se agota. Eliud Dávila tiene su última opción lanza un pase al mismo Omar Fierro que no pudo alcanzarlo en 1952, pero ahora 13 años después si lo logra, corre todo el campo de extremo a extremo y anota. El Poli gana, Omar Fierro borra el mal recuerdo del 52.
En esta ocasión las antorchas se encendieron y apagaron en tres ocasiones, unos 4 minutos antes del final el Poli Guinda ya celebraba el triunfo, pero sorpresivamente anota UNAM y se encienden de su lado, al final las antorchas se apagan en la tribuna de C.U. y se encienden con júbilo en la tribuna del Poli. ¡Que juego!

Léase la narración completa en el sitio Tackleo.com

El estadio es el mismo, el grandioso, el majestuoso estadio de C.U. , concebido, diseñado y construido por profesionistas, artistas, técnicos y obreros mexicanos ... pero algo más: admirado y disfrutado por muchos millones de aficionados en el curso de sus 50 espledorosos años de vida.
Estos son solamente unos cuantos ejemplos de los momentos, tristes y felices que hemos vivido en las graderías de aquel estadio planeado y construido por los gobernantes de un México distinto, por más que quisiéramos negarlo, un México menos corrupto, un México más seguro, un México que no tenía mayores deudas con el exterior.
 

Desde el principio el Estadio Olímpico de C.U fue la sede de grandes e importantes eventos, la que sigue es una relación condensada de ellos:

1952 El 20 de noviembre se inaugura simbólicamente con los II Juegos Nacionales Juveniles.
1952 El 29 de noviembre con estadio lleno se da  la formal inauguración con el juego Poli-Universidad.
1954 En marzo, los VII Juegos Centroamericanos y del Caribe.
1955 En marzo, los II Juegos Panamericanos con la participación de de todo Latinoamérica y además Canadá y Estados Unidos.
1968 En octubre Juegos de la XIX Olimpíada de memorables recuerdos.
1970 En mayo, la Copa del Mundo de Futbol Soccer Jules Rimet, México 70. (sólo para entrenamiento)
1975 En octubre, los VII Juegos Panamericanos, en substitución de Santiago de Chile.
1979 Juegos de la Universiada Mundial.
1986 En mayo, la Copa del Mundo de Futbol Soccer FIFA, México 86.
1990 En noviembre, los XVI Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Continuará ...

Pero déjenme platicarles como influyó aquella magna obra en muchos de nosotros aún sin ser estudiantes de sus aulas.
Sabiendo que yo era el que sabia moverme con cierta facilidad por toda la ciudad, cada vez que alguna visita de familiares llegaba a la casa, no faltaba que me comisionaran para enseñarles la Ciudad Universitaria y otras atracciones de la ciudad, como eran los Estudios de Cine, el Monumento de la Revolución y el fatídico (para el Poli) piso 43 de la Torre Latinoamericana.
Pero además veíamos tan bonitos los campos deportivos de C.U., con su pasto verde y bien regado, que recuerdo claramente que en una o dos ocasiones hicimos la excursión a C.U. y allí en alguno de aquellos bonitos lugares nos comíamos nuestros sándwiches. Debo recordarles que las escuelas todavía no se inauguraban y por lo mismo era relativamente fácil tener acceso al Campus de C.U.
Es muy posible que Elsa mi hermana, si pueda recordar que por esos años llegaron a México mi Tío Juan, mi Tía Lupita y sus hijos Nena, Queta y Juanito. Ellos nos acompañaron en una de las veces que nos fuimos de picnic y Juanito y yo que estábamos obsesionados por el Futbol Americano jugábamos con el balón que él tenía, como éramos solo dos hombres y cuatro mujeres, recuerdo que jugábamos tres contra tres, en los campos de prácticas de C.U.
Uno de los más gratos recuerdos que guardo de los edificios de la C.U., antes de ser ocupados, fue cuando se utilizaron para dar albergue a la primera Exposición Alemana que llegó a México, después de la Segunda Guerra Mundial.
Fue todo un acontecimiento ver de que manera, aquel país que había quedado totalmente en ruinas en 1945, para el año de 1953 estaba otra vez en pie, orgullosamente en pie, pues su gente nunca tuvo la culpa de los desmanes que cometió Hitler.
Y allí en C.U., ese pueblo trabajador, metódico y de alto coeficiente de productividad, nos mostró como en 7 años sus plantas industriales estaban nuevamente en producción.
Allí estaba el famoso "Escarabajo" , el Volkswagen, el "carro del pueblo" que había nacido a fines de los años 30, como un concepto de vehículo al alcance de todas las personas. Y yo siento que los que lo vimos entonces, alineado y reluciente junto con las camionetas "Combi" de pasajeros y de carga y los grandes autobuses y los camiones de volteo de gran tamaño, nos sentimos impresionados por su línea distinta a la norteamericana y además porque tanto la Combi como el Escarabajo o Vocho, como ahora lo conocemos, sorprendentemente tenían el motor en la parte trasera; sin embargo creo estar seguro de que nadie soñó entonces que con el tiempo, como después sucedió, llegara a ser el carro más popular de México, al grado de que la Planta V W de Puebla, produjo cientos de miles de vehículos y solamente de ese modelo, para surtir el mercado nacional, el de Estados Unidos y el de Latinoamérica, excepto Brasil y no solo eso, pues es el único país en el que se sigue produciendo y se sigue vendiendo. ¡increíble! , ¿Verdad?
Pero no solo estaba el Vocho, también estaban allí, nada menos que la línea de Mercedes Benz, también al igual que el "escarabajo", con la misma línea que ha perdurado durante más de 50 años, apenas con muy pequeñas variantes. Por el contrario del Vocho eran vehículos muy caros, tanto los automóviles como los grandes autobuses, como los que ahora circulan en nuestras carreteras.
Y la lista seria interminable, equipos de precisión, cámaras fotográficas, relojes, herramientas y motores de combustión de excelente rendimiento que no hacían mayor ruido.. Recuerdo también los equipos de impresión, las prensas, las rotativas y los linotipos.
Varias veces fui a recorrerla, algún día con mi papá y algún otro, no recuerdo con quien, pero era impresionante para mi ver aquello y entonces (como ahora también) fácilmente me daba por soñar. Me decía que si ellos, los alemanes, (claro está con la ayuda del Plan Marshall de los Estados Unidos) lo habían podido hacer en 7 años, nosotros los mexicanos, ¿Porque no?. ¿No acaso aquella magna obra la C.U. seria el comienzo de una nueva era de estudio y de trabajo intenso en nuestra Patria?
Pero todos sabemos hoy, que no fue así, Alemania siguió progresando, Japón con el tiempo la superó y México, nuestro querido México, se fue quedando atrás...
Irremediablemente atrás ...
 

Continuará ...
 

Leí recientemente, en un periodiquito de esos que se publican semanalmente tapizados de anuncios, un articulo que me llamó la atención, pues se titula: México. ¿País trágico?
Y allí el autor trae a colación el libro escrito en 1910 por John Kenneth Turner denominado México Bárbaro. En ese libro el escritor norteamericano mostraba al mundo su visión del México de aquel entonces. Si su visión era correcta o no, no puedo saberlo, pero el Sr. Turner hacía una reflexión fundamental y decía que mientras los Estados Unidos han sido siempre la nación de la "Epopeya", nuestro país por el contrario siempre ha sido la nación de la "Tragedia".
Y en esto si pienso que hay razón, pues aunque mi profesión no me permitió conocer mucho de la historia de nuestro país, hoy que ya estoy viejo y recordando lo poco que de historia aprendí en la escuela, siempre me quedaba sabor de tragedia en aquellos relatos históricos escolares.
Me quedaba esperando algún acontecimiento grandioso, algún episodio glorioso y este jamás llegaba, me quedaba deseoso de preguntar al Maestro... ¿y cuando ganamos?
 

Y díganme si no, nuestros conquistadores en su afán colonizador y catequizador produjeron la primera y más terrible tragedia de nuestra historia: sepultaron y destruyeron toda nuestra cultura indígena, que en muchas cosas era posiblemente mejor y más avanzada y valiosa que la que ellos mismos trajeron.
Por si fuera poco, 250 años de colonización hicieron disminuir la población indígena de nuestra Patria, ante la terrible explotación y esclavitud a la que estuvo siempre sometida.
Se calcula que a la llegada de Cortés en 1521, las tribus de Anahuac tenían una población indígena de 7,264,000 habitantes, mientras que para 1790, 250 años después, la población total incluyendo españoles, era según el Censo del Virrey de Revillagigedo de 4,636,000.
¡ DOS MILLONES, SEISCIENTOS VEINTIOCHO MIL HABITANTES MENOS!

Nuestros héroes de la Independencia, Hidalgo y Morelos, jamás pudieron tomar la ciudad de México, capital de la Nueva España y ambos fueron fusilados.
 

La consumación de la Independencia, solo pudo darse a través de una alianza entre Iturbide (comandante del ejército español) y Vicente Guerrero (jefe de la guerrilla mexicana), mediante el Plan de Iguala.
Cuando Iturbide resulta electo, su primera acción es desconocer la incipiente Constitución y mediante un golpe de estado autonombrarse Emperador formando el Primer Imperio.
Agustín de Iturbide es fusilado......
Vicente Guerrero es fusilado........

Podría seguir, pero la lista de tragedias es tan grande que resulta poco agradable recorrerlas.
Es posible que muchos de estos episodios trágicos, hayan ido forjando día con día nuestra actitud autodestructiva, es posible que nosotros mismos sin quererlo seamos los principales culpables de todo lo que nos sucede.
Necesariamente debemos cambiar de actitud.
 

Cuando escribía al principio sobre Poli-UNAM, sin querer les mostraba un ejemplo clásico de lo que a nivel país nos sucede.
En los años cuarenta el equipo de la UNAM era el de la epopeya, el siempre triunfador; mientras tanto el del Politécnico, era el de la tragedia, el del ya merito, pero finalmente perdedor.
Desde 1937 hasta 1944, nunca le pudo ganar a Universidad.
Es evidente que era una cuestión de actitud, los jugadores eran tan buenos como los de la UNAM, pero cuando llegaba el momento de demostrarlo perdían.
Un glorioso día de 1944, llegó al Colegio Tepeyac de Lindavista un sacerdote católico norteamericano (tenía que ser) el Padre Lambert J Dehner y modificó para siempre la actitud de los jugadores del Politécnico, tanto que para 1945 el Poli le ganó a UNAM y fue campeón por primera vez en su historia.
Después, en su segunda época, Lambert los hizo campeones otra vez en 1950, pero dejó una huella imborrable a su paso, jamás en todas las épocas posteriores el Poli fue un equipo perdedor.
Se convirtió en un equipo que siempre lucha hasta el final por la victoria. La obra del Padre Lambert quedo grabada para siempre.
Era simplemente una cuestión de actitud.
 

En el artículo que leí sobre el libro de Turner, dice lo siguiente:
"Por razones culturales y de formación educativa, el norteamericano siempre busca llevar a cabo grandes hazañas, romper récord, sobresalir como pueblo, ACTITUD QUE LOS HA LLEVADO A ALCANZAR LA SUPREMACIA MUNDIAL. Como parte de este pensamiento, encumbran, admiran, homenajean y premian a quienes son sus mejores exponentes"
"Los mexicanos por el contrario, cuando algún ciudadano trasciende, sobresale o logra un triunfo que lo hace ser mejor, nuestra Sociedad en su conjunto se alía para destruirlo, para desanimarlo, forma de inmediato círculos de envidia, de desaliento, de ataque... etc. etc."
Lo que todos sabemos muy bien.
 

Hoy, al paso de los años, tanto la UNAM, como el Politécnico Nacional, no son ya las instituciones educativas más representativas de excelencia académica. Es posible que sean las más gigantescas y monstruosas por el enorme número de estudiantes que tienen, (la UNAM tiene más de 300,000 estudiantes, el Politécnico menos de 90,000) pero la verdad es que han sido, desde hace años superadas por las universidades privadas en calidad educativa.

¿Pero, de que manera pueden haber influido las ACTITUDES de los directores, de los maestros y de los estudiantes y empleados de la UNAM, en las tragedias que dicha Institución ha tenido que vivir?

Es evidente que a mi no me toca contestarlo, pues no lo sé, pero después de una huelga (año 2000) que se prolongó por más de 8 meses, es evidente que algo muy malo sucede (o sucedía) en nuestra máxima Casa de Estudios.

Hoy que todos los mexicanos celebramos los primeros 50 años de vida de Ciudad Universitaria, estoy seguro que deseamos fervientemente un cambio de actitud de todos los jóvenes que estudian, no solamente universitarios, todos los estudiantes mexicanos.  

ACTUALIZACION DE 2006.
Cuatro años después de haber publicado estos sencillos textos y muy personales puntos de vista y  6 años después de aquella histórica huelga de 8 meses, en el último año del sexenio del presidente Ernesto Zedillo, es notorio que muchas cosas buenas han sucedido en la UNAM
En este año la UNAM mejoró su posición en el ranking mundial de Universidades que publica el diario The Times de Londres en su sección especial Higher Education Supplement, ascendiendo al puesto 74 entre las mejores 200 universidades del mundo.
Ya no se han presentado movimientos estudiantiles que conduzcan a huelgas y cierres prolongados de escuelas superiores. Tampoco se han presentado en el Politécnico y es una señal de que sus directivos se han puesto a trabajar por el bien de sus instituciones, lo cual es muy loable, pero además indispensable.
La investigación que se realiza en ambas instituciones es de primer orden y ampliamente reconocida en el mundo entero.

Pero antes de echar las campanas al vuelo es conveniente darle una revisada a la siguiente tabla. En ella se muestra de que manera se realizan las evaluaciones para determinar las posiciones en el ranking mundial. A continuación aparecen las universidades que ocupan los primeros 20 sitios y después algunas otras que resultan de interés, hasta llegar al sitio 74 que ocupó la UNAM en 2006. Veamos primero la tabla:
 


Lo que salta a la vista es que dentro de los 20 primeros lugares del mundo, 11 universidades son de USA,  4 del Reino Unido, y China, Australia, Francia, Japón y Singapur obtienen un sitio por cada país.

El siguiente punto es conocer de que manera se determinan las posiciones que ocupan cada una de las universidades participantes y consiste básicamente en evaluar dos grandes áreas: Cualitativa y Cuantitativa.
Cada área aporta el 50% del porcentaje obtenido.
Los datos cualitativos .aparecen en las dos primeras columnas de la tabla,  la primera aporta el 40% de la puntuación total y corresponde a entrevistas realizadas con académicos del mundo entero, especialistas y conocedores del medio. En total se realizaron 3703 entrevistas de este tipo.
El restante 10% de la puntuación corresponde a entrevistas realizados con empleadores, especialmente aquellos que se desenvuelven en el medio internacional. En total se realizaron 736 entrevistas de este tipo.

Los datos cuantitativos se analizan en las siguientes 4 columnas de la tabla y corresponden a los siguientes rubros:
Un 5% de la puntuación se evalúa de acuerdo con el número de profesores extranjeros que imparten cátedra en la universidad y otro 5% con el número de estudiantes extranjeros que realizan estudios en la universidad evaluada.
Un 20% de la puntuación se obtiene evaluando el nivel de investigación que realiza la institución y se mide, en términos generales, de acuerdo con el número de citas registradas en medios especializados de los trabajos de investigación realizados en distintas áreas.
Finalmente el último 20% de la puntuación se evalúa con la determinación de la relación Profesores/Alumnos que reporta cada institución.
La UNAM obtiene su mejor registro en este último concepto que es de índole cuantitativo y no cualitativo.
Generalizando, podríamos decir que la evaluación final de la UNAM, la coloca en un nivel equivalente al 40% del primero lugar y su calificación más alta la obtiene al evaluar la relación que existe entre el número de profesores y el número de alumnos inscritos, es decir esta razón es de índole cuantitativo.
Véase el ranking de universidades del mundo actualizado, oprima aquí 

¿Pero que tan buena es en realidad la calidad educativa que se imparte en nuestros centros educativos públicos, si la comparamos con las universidades particulares?

El diario Reforma realiza un estudio anual desde hace varios años, para evaluar las universidades ubicadas en la zona metropolitana de la Ciudad de México. Los resultados obtenidos son dignos de analizarse y para ello sugiero pasar a la siguiente página de este mismo sitio:

Las Mejores Universidades Mexicanas

 

CONCLUSIONES
Mucho ha cambiado la UNAM desde 1951, cuando pude ver por primera vez la colosal estructura del Estadio de CU a punto de ser terminada. Es evidente que mucho se ha avanzado, que vivimos ahora en una incipiente pero verdadera democracia y que la UNAM avanza todos los días mediante arduo y concienzudo trabajo. Sin embargo insisto en que, de manera general, debemos modificar nuestras actitudes y aprender a trabajar siempre en equipo, no solamente en la UNAM, en todas nuestras escuelas e instituciones de cultura del país. Solamente así será posible ver a nuestro México, como alguna vez lo soñé en 1952, fuerte y progresista. Dejémonos de ser el país de la tragedia y convirtámonos en el país de la epopeya y del triunfo.
Después de todo, nuestros legendarios equipos de futbol americano del Poli y la Universidad, sabían bien que para alcanzar el éxito se requería de todos y cada uno de los jugadores participantes ... sin ninguna excepción.


Visita también en las páginas de este mismo Sitio:

En relación con el futbol americano
La Vida del Padre Lambert en México
El Coach Delmiro Bernal y su Legado
Lista de Jugadores del Politécnico en 1952.
Lista de Jugadores de la UNAM en 1952.
¡Politécnico Campeón! La gloriosa temporada de 1950.
(próximamente en este sitio)
Porras y Cantos del Poli.
(próximamente en este sitio)


En relación con el IPN y la ESIME
Una visita a la ESIME de Allende 38, en 1946.
Cronología Histórica de la ESIME, 1519-1990
Recordando a los Maestros de la ESIME, 1953-1956
Cronología Histórica del IPN, 1936-2006
Directores del IPN, 1936-2006


Enlaces muy interesantes con sitios relacionados:
Tackleo.com: El Portal del Futbol Americano
Historia del Clásico de Futbol Americano Poli-Universidad.
Historia y Estadísticas del Clásico Poli-Universidad.
Historia de los Fogoneros Infernales de la Prevo 3
La Ciudad Universitaria de 1954. Un recorrido a 40 años de su Inauguración. Juan B. Artigas
Cronología de la UNAM

 
 

 

Tu opinión es importante
Manda un mensaje


o haz contacto con:
Ing. M. Aguirre

 

Ir a Con "M" de México ... D.F.

 Regresar a MEXICO MAXICO

  Ir a la Página Aguirre Botello

 

 

Derechos de Autor Reservados -
Última revisión: Martes, 17 Julio 2012.